Cambio de vistas

Buenos días a todos!

La verdad, no tengo más que la excusa clásica… “me ha sido imposible actualizar antes”. ¡Qué fácil y qué sencillo! Una lástima que en el trabajo no se pueda hacer algo parecido, verdad?” ¡Cuanto lo siento! no he encontrado el momento de hacer ese informe … ” jiji.

Hoy os cuento que nos hemos cambiado de oficina. Ahora tengo unas preciosas vistas a la carretera de Burgos. El edificio es muy chulo. Todo blanco, moderno, nuevo. Así da gusto. Un ascensor que parece que entraras dentro de un ipad y en general, todo cristaleras. Al lado de la cueva de la que veníamos, es gloria bendita.

Además es un edificio inteligente que llaman. Regula solo la temperatura de todas las zonas, de modo que nadie pasa frío ni calor, ya que detecta cualquier subida-bajada de más y la ajusta. Esa es la teoría. La práctica es, que ya tengo en el armario un rebecón de lana 100%, mientras que en la zona que está justo en frente nuestra han tenido que montar una torre de cajas para intentar atenuar un sol que entra, según ellos, como una bola de fuego, que los traslada a la mismísima Jamaica. Este super sistema del que hablo,  también es silencioso, por lo que los clásicos zumbidos de motores no existen . También es en teoría, porque parece que un helicóptero esté a punto de aterrizar cada media hora aproximadamente.  Por no hablar de un continuo “tic tic tic”, que no soy capaz de dejar de escuchar ni medio segundo. En cualquier caso, como hasta las paredes son listas, se darán cuenta y pondrán remedio.

Estamos justo enfrente de un Corte Inglés (¿se puede pedir más?), al que se va sobrevolando la A1 por una estrecha pasarela, que se tambalea y da un vértigo que te mueres. Los que dicen esto, apenas exageran. Personalmente no me disgusta atravesarla, llamadme rara, pero creo que hay una vista bonita a las 4 Torres.

Pero lo mejor del sitio nuevo, es que he vuelto al transporte público. Al metro ligero para ser más exactos. Y esta vez no estoy siendo sarcástica; me gusta porque… he vuelto a leer. Siempre he leído por temporadas. Puedo estar 4 meses sin parar, y luego otros 4 en los que no saco ni un minuto. La conclusión es, que gracias a ser una pringada sin parking, me levanto con muchas ganas de ir a trabajar y tener un ratito de lectura mañanera.

El sábado terminé “La elegancia del erizo” de Muriel Barbery. ¡Me ha gustado mucho! Me quedo con un montón de frases y reflexiones, que de buena gana hubiera ido subrayando en fosforito. De las que te alegran, te hacen pensar y sobretodo te hacen sentir viva y feliz. Todas esas ideas que te llegan y hacen que un libro, aparentemente para pasar el rato, te llene. Pero soy de guardar los libros limpitos y nuevos en la estantería (sigo sin sucumbir al e book). Por lo que, en vez de retenerlas, se me acabarán olvidando, no sin antes resistirme, como muchas tantas.

Todas menos ésta, que no puedo no escribirla. Con ella me despido por hoy:  “Por usted, a partir de ahora buscaré los siempres de los jamases. La belleza de este mundo”.

¿Un buen cambio de vistas o no? 🙂

Espero que tengáis un feliz lunes y así continúe toda la semana,

Mil besos

Psdt: sorry, ni selecciones de colecciones ni nada. ¡Qué desastre! Menos mal que está todo colgado en  internet, jeje

Advertisements

2 thoughts on “Cambio de vistas

  1. Gracias por hacerme reir en la manana del lunes! Yo tambien estoy en uno de esos edificios llamados “inteligentes”, y somos unos ratoncitos de laboratorio, quien me iba a decir que iba a poder trabajar en Suiza a 31° y en tirantes? Sigue escribiendo my friend!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s