Cuentos de la Alhambra

Muy buenos viernes!
Después de bastantes días, encuentro el momento de escribir algo; se están hasta pasando las “Fashion Weeks”, razón por la cual empecé el blog…

El caso, el domingo es mi cumple, y mi madre me ha regalado la super plancha GHD. Después de mil años sabiendo que es la buena, por fín la tengo!!! Ya que estaba, invertí en el cojo-producto para proteger el pelo, y en el champú. Los dos de Kerastase, a cual más caro. Por supuesto, mi idea era dejarme el pelo ondulado-peinado a la par que natural. Creo que no me salieron ni dos rizos. Anda que no voy a tener que practicar! Lo mejor es, cuando una compi al día siguiente me pregunta, bueno, que tal la plancha, cuando la vas a estrenar?? jajjajaj que ruinaaa!!
Pelos aparte, hoy quería comentaros un libro que me está encantando. Es un clásico, y seguro que muchos habeis leído:  “Cuentos de la Alhambra”, de Washington Irving, sobretodo para los que somos de Granada, y reconocemos los lugares que describe. Y…¿Cuantas veces hemos subido a la Alhambra a “enseñársela” a los amigos que vienen de fuera?. Realmente, nunca he sabido mucho que contarles, y ahora,,,¡Ays, si hubiera leído ésto antes! La de historietas chulas!!!
Consigue, incluso estando en el metro, rodeada de gente hablando y demás comodidades que todos los que viajamos en transporte público conocemos, hacerte sentir en plena Alhambra. Esos jardines. Aire primaveral, olor a rosas del Generalife. Ese sabor morisco que te hace transportarte a épocas pasadas. La frescura del bosque de la Alhambra. El murmullo de fuentecillas por cada esquina por la que pasas. Esas vistas maravillosas de toda la ciudad por un lado, la imponente Sierra dominando por otro, y al fondo, la Vega. Irving consigue descubrirte los más bonitos amaneceres. Historias de bellas y delicadas princesas, casi siempre encerradas, para protegerlas de los malhechores, y más que nada, de los caballeros. Tesoros moros enterrados en las ruinas de una de las torres. Sólo los descubren, como debe ser, la dulce e inocente niña, o bien, el “buen hombre”, siempre pobre y de gran corazón. Ejércitos moros encantados, galopando sobre sus preciosos caballos árabes. El apuesto príncipe que habla la lengua de los pájaros, que se escapa para buscar a su amada. Guitarras y cantos de los más bonitos romances. Preciosas muchachas de ojos negros, que bailan fandangos y tocan las castañuelas. Las melodías más bonitas, que embriagan a todo aquel que las escucha….
“Una tarde, ascendiendo el estrecho barranco repleto de higueras, granadas y mirtos que divide la jurisdicción de la fortaleza de la Alhambra de la del Generalife, quedé maravillado ante la poética vista de una torre morisca que se alzaba en el recinto exterior de la Alhambra, encima de las copas de los árboles, y recibía los rojos reflejos del sol de poniente. Un solitario ajimez a gran altura permitía ver el panorama del valle, y cuando estaba mirándolo se asomó una joven con la cabeza adornada de flores….”  
Whashington Irving
 
Ays,,,, que bonito todo!! 🙂
Espero que paséis el mejor de los fines de semanas!!
Muchos besos
AlhambraFoto : Alhambra

Terraza Conde Duque

Ayer estuvimos en El cuartel de Conde Duque. Una de las terrazas de moda este verano en Madrid. Nuestra amiga Cris, que se entera siempre de todo, es la que nos dijo de ir. Que si no vamos a encontrar sitio ni de broma, que si va a hacer un calor que “paqué”… no hubo manera de convencerla y allá que fuimos. Había sitio de sobra y corría hasta una brisa fresca, en la medida en la que los 34 grados que hacía dejaban. El mercadillo que esperábamos encontrar ni lo vimos. Tampoco fuimos al cine de verano ni vimos exposición alguna. El guacamole con pan de gamba dejaba bastante que desear ( si, habéis leído bien, con pan de gamba… ¿ a alguien se lo ocurre algo peor para tomar guacamole? Hasta una torta Inés Rosales pega más ….) Las tostadas con salami (  me temo que no era salchichón) no nos llegaron ni al colmillo…Vamos, que el tema “Terraza apadrinada por 5 maestros cocineros que suman 11 estrellas Michelín”, que es lo que te venden, no lo catamos. Eso sí, la cerveza helada, y en mi caso, la copa de vino blanco fresquito, sabían a gloria. ¿Hay mejor plan que estar con tus amigos tranquilamente? ¿Importa algo el sitio? La realidad es que no, pero nos gusta ir a los sitios “guays”. Eso es así. Ponen unas sillitas de madera decapadas y bien de macetas con plantas. Sacos de arena amontonados . Unas cuantas lámparas  tipo industrial de hierro “modo oxidado”. Jaimas en color crudo y bombillitas colgando como iluminación y ya nos han conquistado. A mi la primera. Y si llega a haber banderitas de éstas en colores pastel y un par de “casitas de pájaro” de madera por ahí colgando, nos morimos de la emoción. Si es que somos fáciles. Quién quiere cenar bien, pudiendo sentarte en un banco de madera bajo ese techado de hojas simuladas? Yo no lo dudo, me quedo con las mariposas, pajaricos y todo tipo de muebles pintados en turquesa.

En fin, que me voy por las ramas. Ir a esta terraza es buen plan. Tendremos que volver para disfrutar del cine aunque sea. Una pena que no estuviera todo este tinglado montado cuando íbamos antaño a la biblioteca. Por lo menos hubiésemos tenido mejor excusa. “¿Alguien puede estudiar teniendo el Sing Alone éste a menos de 100 metros?”. Aunque… no nos vamos a engañar, tampoco necesitábamos excusas 😉

Que siga bien la semana y… mañana viernes!

2 1 3 4 5

 

 

Centro Conde Duque 

Tiempo Libre

No me preguntéis por qué, pero volví. Eran las 9:35 de la mañana y llegué corriendo, roja como qué, después de haber subido cientos de escaleras mecánicas y recorrer varios kilómetros de pasillos en la estación de metro de Nuevos Ministerios. Sin exagerar. Por si me hacían esperar más de 7 minutos, llevaba  en el bolso una edición tamaño bolsillo de Pablo Neruda, : “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, que llevaba tiempo queriendo leer y bajo el brazo una revista tamaño normal, de las que pesan alrededor de 4 kilos y se van medio resbalando hasta caer al suelo. El caso, estaba ya en la bonita sala de espera, con panfletos de publicidad encima de una mesa bajita y una maceta con una planta retuerta. Por suerte solo había un par de señoras de las que dan conversación. No es que yo no sea de las de charlar con desconocidos de vez en cuando, pero no, aquel día no. Hojee un poco mi revista y conté unas tres veces la palabra ecléctica. No se como podían vestirse y decorar sus casas los famosillos hace unos años; sin darle ese toque tan socorrido y cool a la vez a sus vidas. Después leí un poema un par de veces. Era precioso, aunque no supe sacarle el jugo que merece. Y mira que era de la editorial cátedra… Entonces se abrió la puerta y una voz fría pronuncio mi nombre. ¿Ya? Ays! Si hasta le estaba cogiendo gusto a esa silla de plasticazo! Y tal y como recordaba, fue tumbarme en la camilla y recibir un jeringazo en la mandíbula,  sin un triste “hola cómo estás?”, “hay que ver qué calor hace” o “te tienes que hacer una limpieza”!. Hasta un “que mal tienes la boca” creo que me hubiese reconfortado. Esta dentista, que  no es capaz de sacar medio segundo de conversación para aplacar unos nervios merecidos, es que no tiene corazón. Eso si, a la media hora escasa estaba fuera, con la clásica cara de panoli y una babilla cayendo de lado. Creo que mi escapada total no duró más de 90 minutos. ¿Porqué os he contado todo esto? Desde luego, no para recomendaros esta clínica dental. Me temo que es lo primero que se me ha ocurrido escribir después de 6 meses sin dar noticias. Igual tengo que replantearme un poco mi existencia, jajja. Pero,,, ¿ Si yo siempre he sido de hacer esos “replanteamientos” en Septiembre!? Dejaré entonces estas pocas semanas de Agosto sin miles de buenos, sanos y profundos propósitos. Éstos que hay que intentar encajar en una vida donde el máximo tiempo, en mi caso, es para dos bebés.

Todos tenemos vidas ajetreadas, así que ¡¡a disfrutar del poco – mucho tiempo libre que se tenga en todas sus formas, aunque sea yendo al dentista 🙂

Espero que tengáis una linda semana!Besitoos Ah!  De casualidad he visto esta foto de Elena Shumilova en este blog,  Bored Panda! Me encanta!!

           cute-big-dogs-and-babies-20

ARCO

Muy buenos días!!

Qué buena es la baja por maternidad! No es que me esté dando tiempo a hacer demasiadas cosas, pero si alguna que otra, como el viernes pasado. Mi tía Tere nos invitó a Esperanza y a mi, a visitar ARCO. Planazo 🙂

Es genial el ambientillo. Un montón de estudiantes, todos haciendo fotos sin parar. Llevan  pintas curiosas, pero como son del mundillo, se pueden colocar lo que quieran, porque les queda bien. Luego están los artistas que exponen y los que van a coger ideas, con aires bohemios algunos y muy chic otros. Una gran mayoría de gente, dando vueltas por ahí, sin ánimo de compra alguna, simplemente curioseando, como es mi caso . Y como no,  la super pareja:  él mayor que ella, una rubia “hiper arreglada”de moreno caribeño. Es a ella a la que le ofrecen un vino blanco en el stan de la galería de turno en la que está preguntando. Y con razón. Son los que apoquinan.

Reconozco, que sin tener ni idea de Arte y menos aún talento, cada año que voy a ARCO salgo con un especie de inquietud artística en el cuerpo, que no se va, hasta que pasan unas semanas. Cómo pude equivocarme de esa forma al elegir la carrera? Tenía que haber estudiado Bellas Artes. Oleos, acuarelas, esculturas, pintar con cera. Mezclar colores, idear artefactos que proyecten la sombra de un perro corriendo detrás de una pelota. Relojes de arena enormes y de colorines. Una mariposa azul sobre una botella de cristal y hacer que se muevan sus alas. Llenar un lienzo con miles pegatinas haciendo distintos dibujos. Fotos. ¡Tantas fotos chulas se pueden hacer…! . ¿Cómo no se me ocurrió a mi, inventarme ese pupitre de cole, que puedes abrir y ver las nubes viajar en el cielo azul? Qué bonito todo! Debería apuntarme, para empezar, a clases de pintura. Yo dibujaba bien en el cole. Es aquí cuando empiezo a buscar academias por donde yo vivo. Hasta pregunto horarios y precios. A lo mejor es el momento… aunque, una pena que me tenga que reincorporar a la oficina en unas semanas. Puede que sea más factible mirar algún tipo de curso on line… Así cada año…

A ver si empiezo dándole color a unas sillas que tenemos, o a una cómoda de IKEA. Igual hasta me lanzo pintándole unas florecillas…

El caso,  os dejo con algunas fotos que hice. Espero que os gusten! Muchos besos, en especial a Tia T!

IMGP1130

IMGP1132

IMGP1141

IMGP1114

IMGP1149

IMGP1127

IMGP1123

IMGP1135

IMGP1151 IMGP1150

IMGP1112

IMGP1113

IMGP1121

IMGP1111

IMGP1147

IMGP1146

IMGP1125

IMGP1120

Con retraso, feliz 2014

Queridos todos,

Por fin me siento para escribiros unas líneas. Se me ha hecho tarde para felicitaros las Navidades que espero hayáis disfrutado muchísimo con los vuestros. Las nuestras han sido más que especiales, con la llegada de Esperanza. La niña más preciosa del mundo, dicho desde la objetividad de su madre. No quiero entrar en el terreno de lo bonito que es la maternidad y lo alucinante que es la naturaleza, porque si me pongo no puedo parar, y tampoco quiero dormiros a la cuarta frase.

Hace un par de noches, entre toma y toma ( los que sois padres sabéis de que hablo… ) decidí empezar un post, a la friolera de las 4: 35 de la mañana. Empezaba dando las gracias por lo afortunada que soy ( así es, medio rezando ). Tengo salud y amor; y sobretodo una familia y buenos amigos con quien compartirlo. No se puede pedir más.

A los 7 minutos me descubría dando una cabezada y la pobre niña medio cayéndose.   Continuaba enumerando lo que me gustaría hacer este año recién comenzado.¡¡ Tantas cosas, que ni sabía por donde empezar!!. Planes de playa, campo, ciudad, deporte. Con y sin bebés. En familia, con amigas del cole, de la universidad, del trabajo… En fin, de ésto que ya desvarías y vas saltando de un tema a otro.

Me volvía a despertar. Claramente no era un post para subir a ninguna parte. Lo que si puedo, es compartir el pensamiento principal. Un año por delante siempre es un reto. Yo soy de las de lista de propósitos. Siempre me ha gustado, tanto en año nuevo como ” a principios de curso”. Empezando por el mítico ponerse en forma, pasando por el de culturizarse ( leer un libro al mes o estudiarme las capitales de todo el mundo (tickeado 😉 ) hasta el básico, conseguir no perder el tiempo. Nunca los cumplo y por eso me viene bien septiembre. Pero hay uno que no dejo de hacer: disfrutar mucho de lo que se tiene y ser feliz. Creo que va bien.

Hoy vuelvo a la carga con el blog, con el buen propósito, claro está, de publicar todo lo que pueda. Porque me encanta, sin más.

Que terminéis muy bien la semana, y aunque con mucho retraso, feliz 2014

Psdta para Carola: muchas gracias por leerme siempre y animarme a escribir!!Mil besoooos

1983

¡Muy buenos días! Hoy es juernes de verdad y el puente se presenta como planazo máximo. Os cuento porqué. La treintena, que llevaba unos meses acechando, nos ha ido alcanzando a lo largo del año a todas las amigas. Entre ellas … Continue reading